Retomando el blog… paseando por Soria


Retomemos este blog que lo tengo muy abandonado con mi incursión por el Cañón del Rio Lobos


Aprovechando la ocasión de tener que llevar algunos bartulos al pueblo este pasado fin de semana, tenía curiosidad para ver cómo esta el Cañón del rio Lobos con las últimas lluvias caídas durante este pasado mes de marzo y abril. Además, la previsión del tiempo indicaba una pequeña tregua ese fin de semana y era motivo de sobra para aprovechar tanto el sábado como el domingo. Así que una vez cargada la furgoneta con los bartulos y la bicicleta nos fuimos el mismo sábado por la mañana para Muñecas, pueblecito que se encuentra en un cruce de caminos cerca del Parque Natural del Cañón del rio Lobos y llegamos justo antes de comer.

Por la tarde después de comer, ya descargada la furgoneta y preparada la bici, decido aventurarme subiendo primero Costalago y luego decidir si tiraba hacía Pico Navas o hacía el Puente de los 7 ojos. Como hacía algo de viento, ya decidiría una vez llegase a Costalago qué dirección tomar.

Nada más empezar, ¡la primera en la frente! No me acordaba que para rodar sobre húmedo en aquella zona era bastante duro tanto por pistas como por senderillos. Pero tenía ganas de rodar y exceptuando alguna que otra zona con barro, consigo llegar sin problemas hasta el inicio del puerto de Costalago. Subo de un tirón aprovechando que esa parte de la pista está bien compactada y es de las pocas que uno puede rodar bien sin penar en demasía.

Ya en el mirador de Costalago, unas fotos de rigor

Aunque el viento azotaba bastante fuerte en Costalago -bastante gélido por cierto-, decido probar suerte y enfilo hacía el Pico Navas. Pero el haber dejado la pista compactada por rodar por aquellas pistas perdidas de la mano de Dios, donde me costaba horrores mover” la bici (dichosas cubiertas supertacky) y, si a eso le unimos el viento que soplaba de frente, una vez llegué a la primera cima con el Pico Navas justo enfrente, decidí dejarlo para otra ocasión donde no hiciera tanto viento y preferí enfrentarme a las pistas/senderos del bosque. Por lo menos no sufriría por el dichoso viento, o sufriría lo justo hasta llegar a la torre de vigilancia de Costalago para poder bajar por una de las pistas.

Bajando por la pista, empiezo a pensar cómo estará el cañón por aquella zona… Como ya me conozco el acceso al rio desde Costalago a través de los 3 vallejos, tiro hacía el con la esperanza de que una vez en el rio, pudiera bordearlo hasta el puente de 7 ojos para así volver al pueblo por la carretera.

Una vez en el cruce de pistas que hay en 3 Vallejos, me preparo para poder bajar a cañón por la senda que llega hasta el rio. A pesar de que esa senda de kilometro y medio se encuentra en pendiente, no voy todo lo deprisa que me gustaría. Como dije antes, el terreno hacía frenar muchísimo a la bici. Bueno, no sólo era eso sino también algún que otro arbol caído que se encontraba cruzado en medio de la senda…

El panorama que me encuentro al llegar al rio dista mucho de ser el de días atrás, donde me comentaron familiares que la crecida del rio hacía imposible cualquier acceso a éste. He podido llegar, si, pero parte del paso de las piedras se encontraba cubierto por el agua, que bajaba con una corriente muy fuerte y no era muy lógico cruzar el rio en esas condiciones.

Claro que podía haberlo cruzado pero yendo sólo, sabiendo que el rio abajo tendría otros pasos similares que, a saber cómo se encontrarían, la mejor opción era intentar remontar el rio dirección Hontoria para remontarlo por otro sendero con menos pendiente del que vine. Y de ahí, volver por Costalago por temas de horario, donde posiblemente la noche me alcanzaría (al final me tocó poner las luces).

Rodando por el sendero que hay al lado del rio, iba viendo los efectos de la crecida del rio. Troncos caídos, ramas arrastradas que formaban pequeñas presas, parte de la senda erosionada,… No consigo imaginarme cómo estaría estar en esa senda durante la gran crecida del rio.

Al llegar por la zona de la confluencia del rio Lobos con el rio Laprima, decido remontar por el monte hasta encontrarme con la senda que me llevará hasta la pista principal de Costalago. Y ahí es donde cometo una gran tontería. En vez de tirar directo a la pista “buena”, donde el rodar era muchísimo más facil aunque posiblemente hiciera algún que otro kilometro de más, intento acortar por las pistas interiores que, como había dicho antes, el rodar era similar a ir con una bici con velcro… El resultado final es que la noche me alcanzó y bajé Costalago ya a oscuras, bastante agotado y todavía con unos cuantos kilometros por hacer.

Cuando legué a casa, decidí que la salida del domingo era mejor suspenderla

Si quereis ver todas las fotos de la galería, aquí las teneis:

Esta entrada fue publicada en Rutas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Retomando el blog… paseando por Soria

  1. Juan Carlos dijo:

    Buenas!,
    Que buenos recuerdos me han venido a la memoria leyendo este articulo del Cañon del Rio Lobos, un lugar muy bello y que me sorprendio cuando lo transite con mi bici haciendo la ruta del destierro del Cid, de Burgos a Valencia, hace de esto muchos años. jeje.

    Un gran Saludo.

    • Globero dijo:

      Entonces es momento de que vuelvas a vivirlos nuevamente! Y más ahora que se encuentra en todo su esplendor.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*